martes, 19 de octubre de 2021

viernes, 15 de octubre de 2021

LAS REFLEXIONES DE JUANJO MILLÁS


Abrí la nevera para coger una cerveza y salió una mosca volando. Deduje que había entrado media hora antes, cuando guardé el pollo. Llevaba encerrada, pues, treinta minutos. Si no me hubiera apetecido beber esa cerveza, habría fallecido, ya que lo más probable es que no hubiera vuelto a entrar en la cocina hasta la noche. Me pregunté si el cerebro de la mosca se había comunicado con el mío para que la salvara de un final desastroso o si fue una casualidad.
Normalmente no bebo cerveza a esas horas. Ni a ninguna. No bebo cerveza, porque me da más sed, aunque de momento me sacia. Esa botella había llegado por error en el pedido del supermercado, pero como me dijeron por teléfono que era más fácil quedármela que devolverla, la guardé para una emergencia.
Más tarde, estaba trabajando en un cuento en el que en un momento dado el personaje iba a la nevera a por una cerveza. Me da mucha pereza que los personajes vayan a la cocina, o al cuarto de baño. No es lo mismo moverlos por el interior de tu cabeza que por el interior de una casa. Pero, bueno, el caso es que se despertó y le apeteció tomarse una cerveza. No es raro que los personajes te contagien cosas. Hace años, el de una novela que estaba escribiendo me contagió una depresión y la novela se quedó a medias. El personaje también. Ya le había construido el aparato óseo y la masa muscular cuando me atacó aquella tristeza y lo abandoné todo. El protagonista del cuento me contagió las ganas de tomarme una cerveza, de modo que me levanté y fui a la cocina.
Entonces, al abrir la puerta de la nevera salió la mosca. Si no hubiera estado escribiendo ese cuento, tampoco me habrían dado ganas de beber. Y, aunque me hubieran dado ganas de beber, si el supermercado no me hubiera enviado la cerveza por error, tampoco me habría levantado. Me impresionó que la vida de una mosca dependiera de ese cúmulo de coincidencias porque quizá la mía no era menos casual. La mosca se posó en la ventana, al sol, para sacudirse el frío, y en esto apareció una lagartija y se la zampó.
Aunque tenía el cuento prácticamente terminado, lo rompí y me fui a la cama para no provocar más prodigios, pero tampoco más catástrofes.

jueves, 7 de octubre de 2021

Johanna Van Gogh

 

Johanna Van Gogh nació en 1862 en Ámsterdam. Era la quinta de 7 hermanos. Pudo estudiar, viajó, aprendió idiomas, ... Y se casó con Theo Van Gogh (el hermano de Vincent Van Gogh) en 1889. Tuvieron un hijo al año siguiente.
Ese mismo año, 1890, murió Vincent de un disparo en el pecho. Siempre se dijo que fue un suicidio. Pero desde hace unos años hay una nueva tesis que dice que no se suicidó, sino que murió por el disparo accidental de dos adolescentes que jugaban con una pistola..
Seis meses después, su marido, Theo, fallece a causa de sífilis.
Johanna quedó viuda, con un hijo que mantener y 200 cuadros de su cuñado que, en aquel momento, no tenían ningún valor.
Editó la abundante correspondencia que hubo entre su marido y su cuñado. Y se convirtió en marchante de arte. Recopiló su obra, la expuso, la dió a conocer. A ella se debe que el prestigio de Vincent Van Gogh como pintor se extendiese desde su muerte. Johanna es la responsable de que Van Gogh sea reconocido hoy como uno de los grandes maestros de la pintura de todos los tiempos.

sábado, 2 de octubre de 2021

VICTOR MORO EN SU RINCÓN

 REPITO UNA PUBLICACIÓN MIA DE 2008 (creo que viene muy bien en este momento)

El del paseo Alfonso XII es el único mirador urbano desde el que se puede contemplar la ría, un auténtico balcón de la ciudad al que se asoma con frecuencia Víctor Moro


CIUDADANOS EN SU RINCÓN | VÍCTOR MORO

«Vigo no ha tenido peso nunca, llega siempre tarde, mal y a rastras»

Autor:
María Jesús Fuente / S. Antón

No lo tuvo fácil a la hora de buscar un rincón amable ante el que retratarse. A punto estuvo Víctor Moro de elegir un recodo de su casa, mucho más acogedor que cualquier esquina de Vigo.

Y eso que este vigués de adopción ha dejado siempre el pabellón de la ciudad bien alto desde cualquiera de los múltiples cargos que ha ocupado. No le gusta echar más leña al fuego.

Después de pensarlo dos veces se decidió por el paseo de Alfonso XII, el único mirador urbano desde el que aún se puede contemplar la ría. Celebra su existencia no sin cierta nostalgia: «Vigo nació a la orilla del mar y poco a poco se fue cegando su visión. Incluso el proyecto de Abrir Vigo al Mar lo cerró más». Su idea de la ciudad sería la de un gran mirador con el antecedente del plan Palacios configurando una urbe escalonada: «Con su crecimiento, ha ido perdiendo identidad, el Berbés ya no es el de antes, tampoco la calle Real, por donde empezó a escalar Vigo; ahora son zonas que pasaron a segundo término»

Los intentos de renovación se han quedado en eso y para Víctor Moro todo en la ciudad es de ayer, ha faltado capacidad para sedimentar lugares atractivos a la convivencia, que en definitiva es lo que debe conseguir el urbanismo

«Desgraciadamente vemos todos los días que falta unión en torno a objetivos comunes y la ciudad lo sufre».

Sobre las promesas incumplidas y la lentitud con la que se plasman los proyectos desde su anuncio, entiende que no es fácil engañar a los vigueses, lo que ocurre es que siempre, desde la democracia, las distintas fuerzas se han mostrado desunidas, no ha habido consenso global; «en ese pecado llevamos la penitencia».

«Históricamente Vigo no ha tenido peso nunca, ni en la provincia, ni en Galicia, ni en Madrid, ésta es la causa de que llegue siempre tarde, mal y a rastras».

El ex subdirector general del Banco de España se considera a estas alturas un mero observador que sufre con las carencias de la ciudad y cuando es marginada; desea que cambie su sino y que sea tratada con la categoría que merece. Sería un buen momento, a su juicio, para reavivar el compromiso de la sociedad viguesa asumido en 1932 y reflejado en una placa situada en la verja que rodea el olivo del paseo Alfonso. En ella se expresa ese compromiso de los vigueses en favor del progreso y de la entrega. Su retiro de la primera línea es voluntario, lo que no impide que siempre haya estado dispuesto a colaborar desde donde se le ha requerido. «En política nunca me han pedido opinión, en lo social sí, en más de una ocasión me han requerido en temas importantes como el AVE, en ese aspecto siempre he propugnado mejoras para Vigo, pero mi actuación nacía en mí y moría en mí, porque no tengo proyección política, financiera, ni social».

Y es que su desinteresada colaboración se ha visto frustrada casi siempre por la excesiva politización. «Son tantos los intereses políticos o económicos que es muy difícil aunar criterios»

Para Víctor Moro la ciudad se encuentra en la actualidad en una encrucijada decisiva con asuntos pendientes como la mejora del puerto o la llegada del AVE subterránea, lo que podría permitir ganar espacio al mar en el lugar que ocupa la estación. Tiene sus dudas sobre cuándo será todo esto: «El último lugar de Galicia al que llegará el AVE será Vigo, como ocurre siempre»

Sobre el Plan Xeral confiesa que no lo conoce con detalle, pero piensa que todo lo que siga atentando contra la belleza de la ría y cegando la ciudad no es positivo. Ve difícil que se puedan cometer ya más atentados.

MEU COMENTARIO- ¿Ve dificil que se poidan cometer máis atentados D.Victor?¡¡¡¡ Non é vostede consciente da capacidade destes destroyers!!!! Ao Paseo de Alfonso, o único mirador urbano que nos queda na cidade xa intentaron meterlle o dente e o peor é que algunhas veces permitene cousas mais por ignorancia que por maldade- NON SEI QUE É PEOR-

D. Victor creame que as veces intento comprender por onde entrou este virus da "autodestruccion". Houbo xente,nun tempo que tiña unha visión ampla do que se quería para esta cidade, agora as cousas fanse "por pálpitos".¿Como nos vamos fiar? NUNCA MAIS- Cando un político TEN UN SOÑO....xa sabe, toda esa troula: Concurso, arquitecto famoso, etc - Aparte da desfeita que se teme eu penso ¿Que se agocha detrás de todo isto?

viernes, 1 de octubre de 2021

Philippe Starck



¿Hay que entender por ese rechazo de lo 'demostrativo' una crítica a los arquitectos estrella? No soy arquitecto y además no me interesa serlo. Por desgracia, la arquitectura de hoy se inscribe en esquemas casi exclusivamente económicos y mediáticos. Los excesos son flagrantes. Hay ciudades que han establecido con ciertos arquitectos y con ciertos edificios una especie de imagen de marca, y eso... sí, pero no. Se están haciendo cosas absurdas y fatuas, sin fundamento y con unos costes inmensos, es un escándalo. No son más que grandes operaciones político-publicitarias. Hay arquitectos con muchísimo talento, y hay edificios muy divertidos... pero estructuralmente es un sistema perverso que tiene los días contados. Yo estoy a favor de otra forma de arquitectura, más humana y económica... una arquitectura casi impresionista, como la que he practicado en algunos edificios en Japón.


PARTE DE /Philippe Starck  El País Semanal

martes, 28 de septiembre de 2021

Emilio Celeiro

 


Emilio Fernández Celeiro, (Coruña, 1928), inicia su formación artística en la Escuela de Artes y Oficios de su ciudad natal. Sigue su formación artística compaginándola con su trabajo en El Pote, empresa fundada en 1930, en donde Celeiro compagina su trabajo de dependiente con la realización de ilustraciones para los catálogos que los agentes comerciales de la empresa utilizan en sus viajes de ventas por la provincia. Por su trabajo en la decoración de escaparates de El Pote recibe un importante premio de la fábrica de herramientas Irimo


Recibe clases de Mariano García Patiño, profesor de Dibujo Artístico, quien abre taller en la calle Juan Flórez, a donde asiste Celeiro con otros alumnos entre los cuales destaca Alberto Datas. Este taller permite a sus alumnos el ejercicio de la pintura sin necesidad de taller propio. Celeiro ejerce de ayudante de José González Moro, también profesor de dibujo en la Escuela de Artes y Oficios.
En 1953 participa en una exposición colectiva, la Exposición Provincial de Arte, que se celebra en A Coruña y Madrid, exposición en la que recibe un primer premio en la modalidad de paisaje. En 1954 tiene lugar su primera exposición individual, en la Sala de Exposiciones Delegación de Información y Turismo de A Coruña.
En 1955 emigra a Venezuela donde reside hasta 1989. En Venezuela estudia y trabaja, fundamentalmente en diseño gráfico, pero también pinta, realiza retratos y algún mural en la fachada del Museo Arismendi en Isla Margarita. Realiza numerosas exposiciones en esta etapa venezolana, Caracas, Valencia, Maracaibo, Maracay, también en Caudete (Argentina), y alguna exposición puntual en España.
Asiste a las clases del pintor aragonés Martín Durbán, profesor de dibujo y pintura en la Escuela de Artes Plásticas y Aplicadas de Caracas, y a las clases de fundición artística en el mismo centro. En el Taller Libre de Arte de Caracas donde realiza dibujo de desnudo del natural.
En Venezuela participa en mas de veinte exposiciones, obteniendo premios en el Taller Libre de Arte, Caracas y el Premio Club de Leones. Salón Arturo Michelena.
En 1989 regresa a Galicia, estableciéndose en La Coruña, donde pinta, dibuja, realiza grabados y esculturas. Exposiciones en Coruña, Pontevedra, Vigo, Ferrol, Betanzos, Noia, Madrid, Barcelona, Oviedo, Gijón, Avilés..., en 2008 recibe un premio en las Balconadas de Betanzos, En 2009 le conceden la Cunca das Artes 2009, en la categoría de Artes Plásticas, de la Asociación de Amizade e das Artes Galego Portuguesa, premio dedicado a aquellas personas o asociaciones que trabajan por el arte y la cultura de Galicia. En 2012 la Asociación de Artistas Plásticos Galegos le otorga la V Paleta de Plata, premio que distingue la trayectoria de un artista gallego, premio instituido en 2004, votado por la Junta Directiva de la Asociación, distinguiendo la trayectoria de aquellos artistas que contribuyen a engrandecer la cultura gallega.

En 2013 participa en el V Encontro coas Artes "Espíritu de Mariñán".


De su obra han escrito poetas, artistas y críticos de arte, Alfonso Gallego Vila, F.J.Pérez Gil, J. Díaz Ceballos, Anxeles Penas, Fernando Rincón, Xulio Valcárcel, J. Antonio Iglesias, L. Castañón, Papa Gallana, Lina Font, F. J. Alcántara, entre otros.

lunes, 27 de septiembre de 2021

JACINTO

                                                              
                                                                        Benvenuto Cellini

 Jacinto, el joven hijo del rey de Esparta, tan hermoso como los mismísimos dioses del Monte Olimpo, gozaba del amor de Apolo. El dios solía bajar por las orillas del río Eurotas, dejando desierto su santuario en Delfos, para pasar tiempo con su joven amigo y deleitarse con los placeres de los jóvenes. Cansado de su música y de su gran arco, Apolo hallaba descanso en pasatiempos sencillos. Ora llevaba a Jacinto a cazar a los bosques y calveros de las laderas de las montañas, ora practicaban gimnasia (una disciplina que posteriormente Jacinto enseñaría a sus amigos y por la que fueron famosos los espartanos). 

                                       Bronzino

La vida sencilla despertó los apetitos de Apolo, a quien el muchacho de pelo rizado resultó más encantador que nunca. Apolo le entregó su amor sin restricciones, olvidando que se trataba de un simple mortal.

                                                             

Tiépolo

Una vez, durante una calurosa tarde de verano, los amantes se desnudaron, se untaron con aceite de oliva y probaron suerte en el lanzamiento de disco, cada uno de ellos intentando superar al otro. El disco de bronce volaba cada vez más alto. Finalmente, reuniendo todas sus fuerzas, giró sobre sí mismo hasta que dejó libre el brillante disco, que se alzó rápidamente, cual pájaro, cortando en dos las nubes hasta que, brillando como si fuese una estrella, empezó a caer.

                                                                  Nicolas-Rene Jollain

Jacinto corrió a cogerlo, tanta era la prisa que tenía por lanzarlo, para demostrar a Apolo que, por joven que fuera, no era menos diestro que el dios en este deporte. El disco cayó por fin a tierra pero era tanta la fuerza que llevaba que rebotó y golpeó violentamente a Jacinto en la cabeza. Este gimió dolorido y cayó al suelo. La sangre manó en grandes cantidades por su herida, tiñendo de profundo carmesí el oscuro cabello del hermoso joven.


                                Rubens

Horrorizado, Apolo corrió hacia su amigo, se inclinó sobre él, dejó reposar su cabeza sobre sus propias rodillas e intentó desesperadamente cortar el torrente de sangre que salía de la herida, pero todo fue en vano. Jacinto cada vez estaba más pálido y sus ojos, siempre tan vivos, perdieron su brillo mientras su cabeza caía hacia un lado, como si fuese una flor del campo que se marchitase bajo los rayos del sol de mediodía. Con el corazón destrozado, Apolo gritó: "¡Te llevaron las garras de la muerte, amado amigo! Ay de mí, pues por mi culpa has muerto. ¿O debo culpar a mi amor? Ay, culpa de un amor que demasiado ama. ¡Si tan sólo pudiese expiar mi culpa uniéndome a ti en el viaje a los reinos desolados de la muerte! ¿Por qué he sido castigado con la maldición de la vida eterna? ¿Por qué no puedo seguirte?


Jean Broc

Apolo sostuvo a su moribundo amigo junto a su pecho, mientras sus lágrimas caían a borbotones sobre su pelo manchado de sangre. Jacinto murió y su alma voló al reino de Hades. El dios se agachó y susurró suavemente junto a la cabeza del joven muerto: "Siempre vivirás en mi corazón, hermoso Jacinto. Que tu recuerdo viva también entre los hombres". Y, a una orden de Apolo de la sangre de Jacinto brotó una flor roja a la que nosotros llamamos jacinto y en cuyos pétalos puede aún leerse "Ay", el sollozo de pena que surgió del pecho de Apolo.


                               Mérry-Joseph Blondel, La muerte de Jacinto

Así, la memoria de Jacinto pervivió entre la burguesía de Esparta, que honró a su hijo, a quien festejó durante tres días con las fiestas jacinteas. El primer día, lloraron su muerte y los dos últimos, celebraron su resurrección.


historia-homosexualidad.org/historia-gay/historia-homosexualidad/literatura-gay/mitos-leyendas-